Colaboración Continua: Clave del Éxito en la Implementación de CRM

El cuarto principio del Manifiesto Ágil destaca la importancia de la colaboración diaria entre los responsables de negocio y los desarrolladores a lo largo del proyecto.

En el contexto de un CRM para entidades no lucrativas, esto implica una sinergia constante entre el equipo que gestiona y utiliza el CRM (los responsables de negocio) y aquellos que lo desarrollan y mantienen (los desarrolladores o el equipo técnico).

Uniendo Fuerzas: Responsables de Negocio y Desarrolladores

La Colaboración como Motor de Innovación y Eficacia

La colaboración estrecha y continua entre estos dos grupos asegura que el CRM no solo se desarrolle según las especificaciones técnicas, sino que también responda a las necesidades reales y cambiantes de la organización. Esto significa que las características y funcionalidades del CRM están alineadas con los objetivos de la entidad, y que cualquier desafío técnico se aborda con una comprensión clara de su impacto en la misión de la organización.

Reflexiona sobre la relación entre tu equipo de gestión (o usuarios del CRM) y el equipo técnico. ¿Están trabajando juntos de manera efectiva? ¿Cómo podría mejorarse esta colaboración para obtener un CRM más alineado con las necesidades de tu entidad?

Comunicación Diaria: Más allá de las Reuniones Programadas

Integración y Retroalimentación Continua

La comunicación diaria y efectiva va más allá de las reuniones programadas. Se trata de crear un entorno donde el feedback y las ideas fluyen constantemente, asegurando que el CRM evolucione de una manera que sea verdaderamente útil para la entidad. Esto puede incluir revisiones regulares, actualizaciones de estado constantes y un enfoque colaborativo para la solución de problemas.

Considera la frecuencia y calidad de la comunicación entre los usuarios y los desarrolladores de tu CRM. ¿Existe un diálogo abierto y constante que facilite mejoras y adaptaciones rápidas?

Conclusión

La colaboración efectiva entre los responsables de negocio y los desarrolladores es fundamental para el éxito de un CRM en entidades no lucrativas. Este principio del Manifiesto Ágil nos recuerda que, para maximizar el valor y la eficacia de un CRM, es esencial mantener una comunicación y colaboración constantes, asegurando que el sistema no solo sea técnicamente sólido, sino también profundamente alineado con las necesidades y la misión de la organización.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad